Dos asturianos desarrollan un dispositivo de diagnóstico de ictus

Fplus

Analiza biomarcadores en la sangre del paciente para diagnosticar en la misma ambulancia.

Dos jóvenes asturianos están desarrollando un dispositivo de diagnóstico de ictus que podría salvar miles de vidas acelerando el tratamiento médico.
Marcos Ladreda Mochales y Gonzalo Ladreda Mochales, han creado una startup que investiga en colaboración con diferentes universidades y hospitales entre los que está el campus de Oviedo.

Alrededor de 2.500 asturianos sufren un ictus cada año y tres de cada 10 fallecen por este accidente cerebrovascular, que es la primera causa de discapacidad en nuestro país. Ocho de cada 10 casos son de carácter isquémico, es decir, provocados por un trombo, y el resto son hemorrágicos, es decir, derivados de la rotura de un vaso sanguíneo. Su tratamiento es incompatible.

El protocolo sanitario actual necesita pruebas médicas de imagen que alargan los tiempos. Este dispositivo diagnosticará si alguien está sufriendo un ictus y de qué tipo en menos de 20 minutos. Analiza biomarcadores en sangre del paciente para diagnosticar en la misma ambulancia.

El deseo de estos hermanos es que la sanidad asturiana sea la primera en implantar su dispositivo y poder producirlo en el Principado. Están recibiendo gran acogida en hospitales y universidades tanto dentro como fuera de nuestro país.

Estiman que Fplus cero estará listo para salir al mercado en septiembre del año que viene. A largo plazo se plantean desarrollar más dispositivos de diagnóstico centrados en las enfermedades cardiovasculares, la primera causa de muerte a nivel mundial.