Equipo Neurorehabilitador del CEDA

shutterstock_174999680

Nuestra Unidad de Daño Cerebral CEDA, está formada por  un grupo de profesionales que trabajan en equipo y en una misma dirección para conseguir los mejores resultados posibles.

Este equipo está formado por:

Médico Rehabilitador

Nuestra médica rehabilitadora es la  responsable del manejo clínico y debe coordinar las acciones del resto del equipo realizando las exploraciones clínica, neurológica y funcional, valorando los déficits y discapacidades, además debe establecer los objetivos y orientar los diferentes programas terapéuticos de las diferentes disciplinas

Neurólogo

El  neurólogo tiene como función evaluar y diagnosticar las diferentes alteraciones tras el daño cerebral, tratar y controlar los posibles síntomas secundarios o derivados del daño cerebral, investigar y pronosticar la evolución, así como derivar información al resto de profesionales.

Psiquiatra

Nuestra Psiquiatra interviene si existen problemas conductuales

Neuropsicólogo

Nuestra neuropsicóloga es la  encargada  de:

  1. Realizar el diagnóstico clínico del funcionamiento cognitivo, conductual y emocional mediante pruebas estandarizadas.
  2. El tratamiento: mediante técnicas psicoterapéuticas y procedimientos de rehabilitación, ayudando al paciente a que retorne a un nivel de funcionamiento normal después de la enfermedad o lesión o, en su caso, para que disfrute de una calidad de vida adecuada.
  3. El consejo y asesoría: orientando a enfermos, familiares, personal sanitario y asistencial.

Logopeda

Nuestra logopeda tiene como finalidad la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento integral de la deglución y de la comunicación. Entre sus objetivos están:

  1. Restablecer las funciones afectadas tras la lesión como la incapacidad del habla, la dificultad de comprensión, la inteligibilidad del lenguaje…
  2. Proporcionar sistemas aumentativos y/o alternativos de comunicación que suplan la imposibilidad de lenguaje oral.
  3. Recuperación de la normalidad deglutoria.
  4. Informar, educar y entrenar a quienes tienen un papel activo con el paciente.

Fisioterapeuta

Disponemos de un equipo formado por tres fisioterapeutas que  tienen como objetivos:

  1. Restaurar las funciones que se han visto alteradas a consecuencia de la lesión, como la marcha, el control postural, ponerse de pie…
  2. Prevenir las posibles complicaciones derivadas del periodo de inmovilización: deformidades articulares, atrofia muscular, problemas respiratorios…

Terapeuta ocupacional

La terapia ocupacional es una disciplina de rehabilitación y readaptación cuyos objetivos son:

  1. Readaptar al paciente a su nueva situación mediante el aprendizaje de nuevas formas de realizar diferentes tareas (vestirse, asearse…).
  2. Mejorar, mantener, compensar y prevenir las capacidades cognitivas, físicas, sociales, emocionales y funcionales de las personas que padecen una disfunción.
  3. Proporcionar información sobre ayudas técnicas y de adaptaciones para el desempeño de las actividades básicas de la vida diaria así como información sobre la adaptación de la vivienda.

Trabajador social

Nuestra Trabajadora Social lleva muchos años trabajando con pacientes neurológicos y tiene como objetivos:

  1. Atender a las familias, ayudándolas y orientándolas durante el proceso rehabilitador.
  2. Informar, tramitar y gestionar los recursos que en cada caso precise.
  3. Prevenir la sobrecarga familiar acompañándoles, en especial al cuidador, en la resolución de problemas: familiares, sociales y laborales que se generan durante el proceso de rehabilitación.
  4. Conseguir una reincorporación familiar y social buscando la mayor calidad de vida de cada paciente y de su cuidador.

Personal de enfermería

La enfermería tiene como función la promoción de la salud, prevención de posibles complicaciones y contribuir a la mejoría, mantenimiento o recuperación del mayor nivel de independencia posible.

Además de sus funciones habituales el personal de enfermería es el encargado de informar a familiares en el manejo y cuidados del paciente.

La familia

Las familias son una parte esencial del proceso de recuperación y son de vital importancia para motivar y animar al paciente en su esfuerzo diario por recuperarse.

El impacto del daño cerebral puede ser tan importante para los familiares como para la persona afectada. Con frecuencia las familias sufren más que el propio paciente al tener mayor conciencia de la situación.

Es importante que la tarea de cuidar al familiar con daño cerebral se reparta entre varias personas.

La recuperación y la rehabilitación en general tienen una evolución larga y lenta por lo que debemos mantener la calma y transmitir serenidad a nuestro familiar.

 CONSEJOS:

  1. Evitar discusiones al lado del paciente. Aunque no muestre señales de respuesta, tal vez pueda comprender lo que se está diciendo o aunque no lo comprenda puede reconocer el tono emocional de nerviosismo o/y tristeza.
  2. Es importante hablar al afectado de frente y utilizar frases cortas y sencillas.
  3. Orientar al familiar en cuanto a quién es, dónde está y en qué fecha está.
  4. Dejarle descansar. La capacidad de atención puede estar disminuida por lo que al principio la persona puede necesitar pequeños descansos. El descanso favorece la reorganización del cerebro.
  5. Evitar la sobreestimulación: si queremos que nos preste atención, que siga una conversación o realice cualquier tarea, debemos eliminar ruidos de tele o radio y hablarle de uno en uno. Se aconseja un ambiente tranquilo y familiar; no es aconsejable que la habitación esté llena de visitas.
  6.  No hay que hacerle las cosas si él/ella puede. Se trata de darle más tiempo para responder y actuar.
  7.   Es importante personalizar su habitación con fotos, su perfume, reloj, calendario…
  8.  Es importante seguir las indicaciones de los profesionales. Ellos te dirán qué hacer en cada momento.
  9. Siempre que dude, pregunte. El equipo de rehabilitación está para ayudar a usted y a su familiar en todo lo que esté a su alcance.