Rehabilitación Funcional

Programa de Terapia Asistida con Perros de Compañía
Descripcion
  • Al emplear perros para llevar a cabo la terapia asistida, podemos apreciar numerosos beneficios psicológicos, físicos y sociales: orientación a la realidad, mejorar el estado de ánimo, favorecer las relaciones sociales, estímulo mental, evocación del re-cuerdo, fomentar la movilidad activa y disponer de algo con que ilusionarse.

    Se selecciona, gradúa y adapta a cada grupo y persona con la que se interviene, teniendo en cuenta siem-pre la participación activa del animal de asistencia y, por supuesto, las necesidades terapéuticas de cada participante y el tipo de programa a desarrollar.