TRABAJO SOCIAL Y DAÑO CEREBRAL SOBREVENIDO

La carencia de recursos especializados y el desconocimiento de los existentes constituyen el principal problema de los familiares para encontrar  centros adecuados a las necesidades de sus afectados. De ahí que desde el Ceda  tengamos un Trabajador Social especializado en Daño cerebral sobrevenido.

El trabajador social  es una figura imprescindible ya que, en la mayor parte de las ocasiones, la información que proporciona al afectado y a su familia facilita el acceso de éstos a los sistemas de apoyo más adecuados a sus necesidades.

La intervención del  trabajador social  depende de la fase en la que se encuentre el afectado.

Desde el CEDA disponemos de un Trabajador Social especializado    que pretende abordar las situaciones problemáticas originadas por el impacto social  que provoca el daño cerebral.

La intervención del trabajador social se centra en:

  1. Atención a las familias, orientándoles y ayudándoles a afrontar la nueva situación social.
  2. Dentro del equipo rehabilitador
    • Estudio de la situación legal, social, laboral  y familiar para realizar una intervención adecuada
    • Información y orientación de los recursos existentes para atender a los problemas detectados.
    • Orientación al resto del equipo de los mismos.
    • Tramitación y gestión de los recursos, aliviando así la sobrecarga de la familia.
    • Coordinación con organismos públicos y privados para la derivación de casos cuando sea necesario, así como elaboración del informe de derivación en cuestión.
    • Seguimiento de los casos
  3. Coordinación con los Servicios Sociales , Hospitales,  Centros Sanitarios y Privado

Existe un número importante de casos no atendidos, o al menos no en la medida que se requiere.

Entre éstos se incluyen:

  • Aquellos para los que no existen los recursos adecuados a sus necesidades.
  • Las personas en Estado Vegetativo Permanente y las que están en un Estado de Mínima Respuesta.
  • Los que presentan problemas psiquiátricos a raíz del daño cerebral.
  • Las personas muy gravemente afectadas.

Todos estos casos tienen cabida en nuestro Centro Especializado , ya que contamos con una Unidad Específica de Daño Cerebral Sobrevenida, para pacientes entre 18 y 65 años y que actualmente no tienen un recurso específico en nuestra Comunidad Autónoma.

Desde el CEDA hemos elaborado en colaboración con la Federación de Daño Cerebral de Madrid  (FEDACE) las Guías de Familias  y las hemos repartido entre todo el movimiento asociativo de España porque consideramos que el  objetivo último del Trabajo Social y de nuestra Unidad   es la mejora de la calidad de vida de los afectados y sus familias, la atención de las necesidades sociales de los mismos y la promoción y el desarrollo de las personas.