UNIDADES DE ICTUS

shutterstock_131191718

El ictus es la primera causa de mortalidad entre las mujeres españolas y la segunda en los varones, según datos del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV-SEN).

El término Unidad de Ictus hace referencia a una zona del hospital (generalmente ubicada en la planta de Neurología), con un número limitado de camas dedicadas exclusivamente a la atención del ictus agudo. En la Unidad de ictus se realiza una vigilancia semi-intensiva de pacientes con ictus agudo, pero contrariamente a la Unidad de Cuidados Intensivos no se realizan procedimientos invasivos (intubación, ventilación mecánica, etc).

Las Unidades de Ictus disponen de protocolos escritos de manejo de pacientes con ictus agudo y de sus complicaciones, se caracterizan además por tener un sistema de trabajo muy estructurado y un personal entrenado (enfermería, rehabilitadores, trabajadores sociales, neurólogos, etc.) en el manejo de este tipo de pacientes.

Criterios de Ingreso:

  1. Pacientes con ictus isquémico establecido
  2. Paciente con ictus de territorio vertebro basilar de hasta 72 h de evolución
  3. Pacientes con ictus de territorio carotideo de menos de 24 h de evolución
  4. Pacientes con ictus de territorio carotideo de 24-48 h de evolución si no están estables desde el punto de vista neurológico o hemodinámico a juicio del neurólogo de guardia.
  5. Pacientes con ictus hemorrágico
  6.  Pacientes con ictus hemorrágicos de menos de 24 h de evolución
  7. Pacientes con ictus hemorrágicos de 24-48 h de evolución si no están estables neurológica o hemo dinamicamente a juicio del neurólogo de guardia
  8. 3. Pacientes con AIT y una puntuación ≥ 5 en la escala ABCD

El  Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), salva cada año unas 150 vidas.

La  Unidad de Ictus  registra anualmente entre 500 y 600 ingresos de personas que han sufrido un accidente cerebro-vascular

En Asturias existen dos unidades , una en el Huca ( octava Planta ) y otra en el Hospital de Cabueñes. De seis camas está dotada la del Hospital Central y de otras tantas la de Cabueñes, cuando las proporciones aconsejadas son de una cama por cada 100.000 habitantes. Las seis camas del HUCA, de acceso reservado, disponen de monitorización completa, así como de un espacio para estudios ecográficos y neurofisiológicos que evita desplazamientos innecesarios de los pacientes

El  envejecimiento de la población es una de las causas  principales de esta elevada incidencia de los ictus. No obstante, también hay otros factores , tales como una dieta inadecuada o una actividad física insuficiente.

Desde el  2005 está en marcha el denominado Código Ictus, un programa específico cuyo objetivo último consiste en que el paciente pueda recibir el tratamiento requerido antes de las cuatro horas y media inmediatas al inicio de los síntomas. El personal del SAMU es el encargado de activar dicho código ante la sospecha de ictus.

Una vez en el hospital y confirmado el diagnóstico de ictus por el neurólogo de guardia, se procede a la práctica inmediata por el servicio de radiología de un escáner multimodal, en el que se puede diagnosticar el tipo de ictus (isquémico o hemorrágico), detectar qué arteria tiene problemas y qué cantidad de tejido cerebral es aún salvable. Es en este momento cuando se instaura un tratamiento con el agente anticoagulante o el equipo de neurorradiología intervencionista extrae el coágulo de la arteria.

La aplicación de dicho código salva muchas vidas y minimiza mucho las secuelas que puedan sufrir los pacientes